THE SURROGATES

Si pudieras tener un cuerpo suplementario que hiciera el trabajo sucio, que fuera a trabajar cada día, o saliera a ligar sin inseguridades mientras haces el vago en el sofá, seguramente serías más feliz.

Ahora la tecnología ha conseguido crear estos cuerpos de repuesto, pero la técnica es un arma de doble filo. Así nos presenta la editorial el cómic llamado... The Surrogates.

Portada original

Estamos en el año 2054 y se comercializan de forma normal los llamados “Surrogates” (“sustitutos”, en castellano), androides indistinguibles de los humanos que, mediante una mezcla de cibernética y realidad virtual, son controlados remotamente por sus poseedores sin salir de sus casas.

Ampliamente utilizados por los ciudadanos, han llevado a la mayoría de la gente a permanecer recluida constantemente en sus hogares, limitándose a vivir a traves de sus “sustitutos”. En esta sociedad casi perfecta, donde el crimen o la discriminación, por genero o raza, prácticamente han desaparecido, los detectives de policía Harvey Creer y Pete Ford tendrán que hacer frente a un individuo que se está encargando de destruir “surrogates”.

Éste será apodado “Steeplejack” tras un encuentro con el detective Creer y mencionar la conocida fotografía de obreros desayunado sobre una viga en la construcción de rascacielos en New York (“Steeplejacks” era el nombre con el que eran conocidos), contrastando la sensación de riesgo de esos trabajadores y de la que carece el policía, justo antes de arrojar a su “surrogate” desde lo alto de un edificio. Los motivos que impulsan a este “Steepplejack” parecen relacionados con una especie de culto religioso, dirigido por un condenado por homicidio y principal cabecilla de unas revueltas en 2039, que promueve el prescindir de estas “aberraciones” que han hecho que el hombre deje de vivir su vida para experimentarla a través de sus sustitutos tecnológicos. Igualmente se investigará a la misma empresa que crea a los “surrogates” bajo la presión de los medios de comunicación que parecen haberse volcado en el seguimiento de los hechos.


Nuestros dos detectives

A partir de aquí comienza una carrera contrarreloj para evitar que Steeplejack pueda culminar su plan para acabar con los “surrogates”, que afectará a la forma de entender la vida de esta nueva sociedad, especialmente en el caso del detective Creer, quien desposeído de su propio androide, comenzará a comprender al misterioso “asesino” a través de la relación con su propia mujer, claro ejemplo de la dependencia que se ha llegado a adquirir de los “surrogates”.

¿POSIBLE FUTURO?

“The Surrogates” es una novela gráfica de pura Ciencia Ficción, influenciada o inspirada por películas como “Blade Runner”, “Días Extraños”, “Johny Mnemonic” o incluso “Matrix” que presenta una sociedad completamente encerrada en sus casas, sin correr ningún riesgo y viviendo vidas que nada tienen que ver con las suyas en algunos casos.

En cierta medida, podríamos hasta compararlo con las redes sociales tan de moda hoy día, del tipo “Tuenti”, “Facebook” o el propio “Messenger” por poner unos ejemplos, donde el usuario, desde la comodidad de su sofá o salón, y resguardado por un ordenador, puede simular ser una persona distinta de la que es con unos, y con otros, sustituir las habituales conversaciones de bar, calle o pasillo por “emoticones”, zumbidos y abreviaturas.

Muestra del arte interior

Y viéndolo así, quizás el universo Surrogate ni queda tan lejos, ni es indeseado. El culto al cuerpo, el deseo sexual, el miedo al dolor y la sustitución del cara a cara en pro de las relaciones virtuales son algunas de las características que, según esta novela gráfica, corremos el riesgo de que hipotequen nuestra capacidad de vivir con toda la intensidad y la trascendencia que a la vida le es propia.

Steeplejack

LOS AUTORES Y OTRAS INFORMACIONES

Resulta sorprendente (aunque a veces suele ser bastante habitual) que una pareja de desconocidos salte a la palestra de esta forma. Y es que Robert Vendredi y Brett Weldele, pese a no ser unos recién llegados, si carecen de un currículo, digamos, de impresión.

El primero, licenciado en Ciencias Políticas e Inglés, trabaja como editor asistente en Top Shelf, y “The Surrogates” es su primer cómic, mientras que Weldebe comenzó a publicar historietas hace menos de una década y aunque haya dibujado para editoriales como Oni Press, Marvel o Grapphitti Designs, no es uno de los autores más reconocidos del medio.

Pero con “the Surrogates” han dado en el clavo y han creado un trabajo que ningún lector amante de los géneros “Sci-Fi” y “Noir” debería perderse. Puede que no sea la obra más original del mundo, tanto por sus referentes cinematográficos, como del mundo del cómic, pero tanto su presentación como el nudo y el magistral desenlace la permiten convertirse en una de las obras de referencia del género.

Y es que la influencia de Alan Moore en lugar de convertir a “The Surrogates” en un plagio, ha permitido a los autores copiar lo mejor del mejor y adaptarlo a su estilo. Así, al igual que en “Watchmen”, en esta historia vemos todo un modo de vida transformado de manera radical a partir de ciertos progresos científicos. Y como en “V de Vendetta”, es un “terrorista” quien nos llama a recuperar nuestra dignidad. En definitiva, un regalo genial para estas navidades que pronto será película, con Bruce Willis a la cabeza. Pero mientras, leed el cómic y… ¡Nos vemos en 30 días!.... Bamf!!!

Dedicado al Lobo Estepario, que más que un cómic, “The Surrogates” parece uno de los libros que tanto le gusta comentar (Cuando cumple y escribe su artículo, claro)

3 comentarios:

Creatura dijo...

¡Qué bueno!

PINKY dijo...

Buscando comics me lo encontré delante de mi si querer y no pude evitar comprarlo. Estoy deseando leerlo...

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

habra que leerlo