BARRIO SÉSAMO 2

Señoras y señores, continuamos con el despiece emprendido contra el agente doble de nuestra infancia llamado Barrio Sésamo. Ya el mes pasado dejamos claro que metérnosla, nos la habían metido bien. Pues hoy continuamos el partido y tras un descanso para avituallar las meninges, saltamos nuevamente… ¡Para encajar el primer gol nada más empezar! ¡8 a 0! En este caso por obra y gracia de Traque ¿Alguien lo recuerda? ¡Claro que no! Pero ahí estuvo, acostumbrándonos a los personajes de pega, para sacar partido del tirón de los demás. Coco, Trique, Elmo… Todos tenían algo que los caracterizaba, pero ¿Traque? Un pringao de peluche más y ya está. Y así, inspirados en el Traque de los cojones, Melendi, Pignoise y unos cuantos capullos más hacen su agosto simplemente copiando a otros. Como Falomir Juegos, pero hechos carne.

Un Traque de la vida

Los marcianos, otros repulsivos seres diseñados intencionadamente para adoctrinar nuestras imberbes mentes. En este caso ejemplifican el más puro y duro capitalismo que hoy día triunfa en la sociedad. Los tipos llegaban y se embelesaban con la primera gilipollez que les pusieran delante: un teléfono, un calcetín, su puta madre… Y con su flipe, sacaban un manual que les explicaba para que servía aquello (me pregunto si ser marciano implica ser retrasado). Una vez lo sabían, se volvían locos y venga a toquetear y a repetir lo que acababan de descubrir hasta correrse de gusto. Hoy en día, esta imagen se puede ver en cualquier Mediamarkt, Boulanger o Menaje del Hogar: Patéticos pseudos-hombres con riñonera a la cintura y mujer focuda a su lado, alucinando con el último cachivache que se haya puesto a la venta (y comprándolo, claro). Con esta, el noveno, y desde el córner.

A continuación, el precursor del fenómeno Teletienda que a tantos ingenuos saca los cuartos todos los años: El profesor Lumbrera. Al hombre nos le vendían como un titán de la ciencia que, con sus geniales inventos, cambiaría el destino de la humanidad. Entonces los presentaban a bombo y platillo: ¡Los cuchis cuchis! ¡La mesa Chimpún! ¡El Unte! Y… Resultaba que sus mierdas recién cagadas eran conejos, un piano o el MDMA. O sea: lo mismo, pero con otro nombre. Pero a base de tragarnos el mismo sketch, en 2008 ni siquiera hace falta trasnochar, no ¡Ya hay hasta canales 24 horas dedicados al arte de vendernos algo que ya tenemos y nos es innecesario! Pero como se llaman “hander-shocker, “musclerburner”, “Fist-fucker” o “Babar de caracoler”, a gastarnos la pasta y pillarlo, hipnotizados desde la niñez por el viejaldres del Prof. Lumbreras. 10 a 0 y en fuera de juego.

Otro hijoputa fue el presentador de los cuentos japoneses, avanzadilla de la invasión mangaca que vendría años después. Presentado como un pardillo al que siempre le pegaban un “gongazo” detrás de la cepa de la oreja, nos traia las mas bellas historias del mundo oriental. Y una tras otra hemos llegado a un mercado copado de productos nipones y frikis jugando al cosplay ¿Astérix? ¿Tintín? ¿Zipi y Zape? ¿Quién coño son esos para la juventud de nuestros días? Pokemon, Naruto y los Superguerreros son los que parten la pana (y su merchandising nuestro bolsillo). Y todo gracias al capullo este. El 11 a 0 como los penaltis de Corea en el Mundial del 2002.

Si me peino de punta soy Goku

Para la docena hemos llamado a Los Bocinillas por su trascendencia en la nueva movida: la movida Choni. Aquí los de colorinches, bien subvencionados por Nokia, Samsung y demás vampiros, arrasaron nuestros cerebros con la idea de ir dando el cante to el puto día a base de hacer ruiditos y musiquitas varias. Y a los chonacas los afectó que te cagas, que así van a todas horas con el móvil en alto y la boca abierta en plan subnormal dando la vara al resto de la gente con sus canciones mierderas sobre amor, organillos y cabras. Fin del partido

Entre los reservas, basura como el Sr. Sonidos, Sherlock Holmes y la discusión de tío Pepe y tía Pepa, pero no hay más espacio ¡Pensadlo vosotros! Mientras, ¡No cambiéis de canal y hasta la próxima!
Dedicado a Ramón. Este, y el del mes pasado.

2 comentarios:

Julio Vegas dijo...

Joder, el Sr. Rossi se sale! ¡Es buenísimo!

kebrantaversos dijo...

La verdad es que si, que el tío Rossi se sale, muchas gracias
el kebran