ESPINETE

La estupidez absoluta es un mal endémico que suele esperar agazapado el momento adecuado para asaltar nuestra masa cerebral. Camuflada bajo multitud de apariencias y formas (Ana Obregón, el Teletienda, Federico Jiménez Losantos, etc.), esta enfermedad humana lleva eones pretendiendo sodomizar nuestras psiques con objeto de erradicar cualquier atisbo de inteligencia. En Canalnostalgia lo sabemos, y por ello hoy queremos desenmascarar a una de sus encarnaciones que, disfrazada de ser entrañable y amistoso, consiguió aborregar a toda una generación desde su cuartel general en el barrio del sésamo. Como habréis imaginado, disciplinados lectores, nos referimos al descerebrado puercoespín rosa llamado Espinete, cuyo modus operandi procederemos a analizar ipso facto.

¡Pa lo que he quedao!

En primer lugar, para dar buen ejemplo, Espinete era, o una mente sumamente infantil, o un retrasado mental, a juzgar por su vocabulario, sus juegos con otros niños y su manera de comportarse. Ya sólo esto, sin entrar en de dónde había sacado la casa, de qué vivía y porqué iba en pelotas por el día y en pijama por la noche, carece de toda explicación lógica. La verdad que el plan, de simple, es genial, porque si de crío aceptas que un jodido erizo coexista con el resto de la tropa tal cual, de adulto ¿Quién se va a plantear el cargo que ostentan personajes como Esperanza Aguirre o George Bush? Pues nadie, claro ¡Magnifica conspiración de los poderes fácticos!

Ya no hablemos de su posición en el barrio. El engendro rosado se planta allí, monta un chabolo, y hala, ¡A pasar el día tocándose las bolas, jugando y cantando con sus amigables vecinos! Esto, como todos sabemos, es lo más normal del mundo: los adultos comportándose como gilipollas mientras desperdician el tiempo con un bicharraco subnormal. Porque bueno, que los niños que vivían allí le siguieran la bola, tiene un pase, pero ya lo del resto de personajes, ¡Es más que sospechoso!

Y es que el mamarracho asalmonado no actuaba solo en su campaña lobotomizadora, sino que supo rodearse de unos eficaces compinches en su afán de desmantelar nuestro sistema neuronal. Por un lado estaba el matrimonio formado por Antonio y Matilde, patética pareja cuya vida se resumía en un: “Cariño, me aburro ¡No sé que hacer!”; “Pues bájate un ratito a la calle, que estará el imbécil del erizo por ahí danzando y os podéis poner a bailar con el resto de capullos del barrio”; “¡Ahí va, que guays! ¡Ya mismo me las piro!“ ¡Lamentable! Y para que los coros y danzas salieran bien, teníamos a Chema “Energy”, el panadero paquetero y monta coreografías que en un plis tenía a todos, con cara idiota, “moviendo el esqueleto” (Sí, sí, en los 80 se decía esto ¡Para echarse a llorar!). Por otro lado estaba Ana, la chica simpática que no tenía trabajo conocido pero que más de uno presumíamos que entre ella y Paz, la de “Aída”, muy poquita diferencia (bueno, sí, las peras). Si no, a que cojones se pasaba el día cantando: “¡Ana, soy Ana, los chicos de este barrio quieren, ya jugar, con Ana!“. Y así, para “jugar”, se la acercaba Julián, el kioskero cebolleta que debía vivir de pasar zarpa, porque vender, lo que se dice vender, chuches y demás mierdas, pues nada de nada ¡Pero si se tiró 5 años con las mismas caretas ahí colgadas! De los niños Roberto y Ruth, poco se puede decir salvo que con ellos experimentaron de primera mano los efectos del virus espinetero ¡Y bien que los salió, porque el chaval terminó creyéndose el monstruo de las galletas y la chica, de putilla yoncarra enseñándonos to el matojo ¡Qué hijos de puta!

Pero con quien nos la metieron bien doblada fue con Don Pimpón. Se nos presentó como una especie de mutante de aspecto poco agradable que iba y venía por el barrio según le venía en gana (posiblemente a traerle la mercancía a Julián). Esta nueva y repugnante forma de vida guardaba una extraña amistad con Espinete y lo único que nos dejó claro es que era un fantasmón del quince y que siempre aparecía para aportar las ideas más absurdas ¡Qué inconscientes éramos entonces al no darnos cuenta de que forma tan subliminal se estaban trabajando nuestro futuro voto! Y si no, mirad la foto. Mientras, ¡No cambiéis de canal y hasta la próxima!

No comment

8 comentarios:

mammamia dijo...

Lo siento Julio,pero aquí no puedo estar de acuerdo contigo;te lo explico.
Yo no veo mucho la televisión,pero ¿crees que se puede comparar a Ana Obregón con el Señor Federico Jiménez Losantos?Por si alguien no lo sabe, este señor está considerado entre los tres periodistas más inteligentes de nuestro País ,si nó el primero.
En este País tenemos la mala costumbre de hablar de las personas sin conocerlas, por oidas.
Yo le escucho todas las mañanas,y ya quisiera yó saber la cuarta parte de lo que él sabe.se le tacha de facha cuando es un liberal,agnostico que trabaja en una emisora de los Obispos ( que paradoja,¿verdad? )y que nó se calla por más demandas que le ponga el señor Gallardón.
Yo le admiro por su cultura y su inteligencia ,lo demás no me importa.
Un poquito de por favor.

mammamia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julio Vegas dijo...

Mamma mia! Discreapmos en algo! :) Obviamente, no se puede comparar a F.J.L. con A.O.. Y aunque hable de estupidez, no creo que el tipo sea tonto ni imbecil. en absoluto. de hecho creo que es sobradamente inteligente.

Pero al igual creo que es una persona poco tolerante (incluso con sus contertulios) y que a la que puede lanza un mensaje de crispación y miedo contra todo aquello que en ese momento le parece (sea ZP o Rajoy.

Y no, personalmente no le conozco, pero al igual que tú, lo he escuchado. y te garantizo que no ha sido de forma ocasional. pero no puedo con él. No me cae bien ni me gusta su forma de actuar.

Que el Sr. rossi lo haya puesro enel mismo grupo que el Teletienda o A. O., es por puras razones de espacio. el protagonista aquí es espinete y los demás, meros comparsas para crear la nota de humor.

pero que quede claro que no lo estoy llamando estupido. Tiene facilidad para comerle la cabeza a la gente y eso es lo que quería dar a entender.

Besos, mammamia!

mammamia dijo...

A la gente que tenga la poca inteligencia de dejarse comer el coco,lo bueno de la radio y la televisión es que hay un botón of/on que podemos accionar en el momento oportuno.

Diego dijo...

Creo que no esta reñido el ser inteligente y un buen periodista, con ser un bocazas y con perdón, ser un autentico gilipollas y lo siento, pero este señor, en mi más sincera opinion lo es.
Los siento por mammamia(me encantan tus tortillas de patata)pero aqui estoy de acuerdo con Julio y es que tambien estoy de acuerdo, en que es un tio sobradamente inteligente, solo ay que ver que hasta a renovado por otros 3 años con la COPE, cosa que ha conseguido a base de mantener ese circo mediatico que le ha dado un estupendo resultado a nivel periodistico.
Hablas de que en España tenemos la mala costumbre de hablar de las personas sin conocerlas,pero,¿que hace este hombre? por que yo tambien alguna mañana(gracias a uno de mis profesores)oigo aqui al susodicho y la verdad es que este hombre se permite opiniones del todo dispares, sin un objetivo claro y encima bastante chabacanas(por no poner otro adjetivo) contra personas que por ejemplo, demoniza por el simple hecho de tener otra ideologia u otro sexo, ¿Que etiqueta ponemos a este señor entonces? Por que por ejemplo, para el Rajoy, era bueno y ahora es malo por que no piensa de la misma manera que el.Esta bien admirarle por su cultura e inteligencia, me parece del todo loable, pero el señor Losantos (al igual que Ana Obregon) es un personaje mediatico y sabe de su repercusion en todo lo que rodea a sus palabras y actos, debiendo tener un poco de cuidado con lo que dice.La verdad es que creo que el propio Losantos no tiene mucha intencion de destacar precisamente por su inteligencia y su cultura, sino a base de montar su stand de orador hiperpolemico dando que hablar hasta fuera de nuestras fronteras.Es mi opinion.

PD:Un tio inteligente no compara la situación de miles de inmigrantes ilegales con la Alemani Nazi(antes de que zapatero diera masivamente papeles en la ya famosa regularizacion) y a la semana siguiente dice que necesitamos un nuevo Pelayo para ajusticiarlos a todos(despues de darles los papeles)

Julio Vegas dijo...

mamammia, no dudo de tu criterio, pero hay muchísima gente que se cree a pies puntillas TODO lo que dice, y él, lo sabe. No creo, de verdad, que cuando hable, piense en los que más sentido crítico tengan

mammamia dijo...

Ahí,ahí, diversidad de opiniones si señor, ésta es la DEMOCRACIA.
¿Os imaginais a la señora Maria Antonia Iglesias junto a Federico?
La Bomba atómica.

Diego dijo...

Por cierto, mucho Losantos y nos hemos olvidado de Espinete & CO.Que gran pais este, que consigue hacer famoso a un erizo ROSA con voz de mariquita, jaarlll.¿Y Don Pinpon?que jodio,¿que sera sera...........?¿un perro, un oso, un mutante zarpero del anubis?¿por que pasaba zarpilla no?JEJEJE